jueves, 23 de febrero de 2012

Qué bien me rezan mis niños. Levántate y anda.

Hoy hemos rezado con esta canción de Alvaro Fraile, proyecto Sol.Fe.Ando (qué bueno!), muy apropiado para la época que empezamos, Cuaresma. Me parece que aparte de ser una canción musicalmente preciosa y con un mensaje muy válido, está técnicamente muy bien hecho, con un Álvaro que hace todos los papeles perfectamente sincronizados.

Un día más, mis chicos me han vuelto a sorprender por su forma de captar lo nuclear del mensaje. Yo parecía un hombre anuncio, con mi portátil sujeto delante de mi pecho. Ellos, mirando y escuchando con atención. Dejando resonar el mensaje. Yo, observándoles a ellos, disfrutando.

Por lo que han comentado después, han captado que Dios no quiere que vivamos agobiados, que cuando estamos hundidos podemos empezar de nuevo, porque Él lo hace todo nuevo, que no debemos ir por la vida con miedo, que debemos ser personas esperanzadas, que está con nosotros en todo momento, que no debemos dejar envejecer los sueños, que los podemos coser muy fuertes a la almohada para soñarlos cada noche y luchar cada día para que salgan, viene Él con nosotros dónde vayamos. Que Dios nos sujeta, y nos anima a saltar, que nos cuida, que somos el sueño de Dios y su causa, y nos anima a tener Vida.

En las últimas semanas, las lecturas del domingo han hablado de un Jesús que se compadece de paralíticos, resucita muertos y les anima a levantarse y andar.



Insisto, la interioridad de los niños es genial, hay que dejarla brotar, hay que animarles a la introspección.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips