domingo, 23 de febrero de 2014

"Cuerdas", un corto de animación con mucho que decir y que rezar. El amor como posibilidad.


La semana pasada corrió como la espuma y se convirtió en un fenómeno viral positivo el vídeo que este año ha ganado el premio Goya al mejor corto de animación. Casi medio millón de visitas en dos días. Fuimos muchos los que lo vimos, y quedamos interpelados por su ternura y por su mensaje. 
Unos días después, supimos que sus creadores, al frente de los cuales está Pedro Solís, no estaban de acuerdo con que se subiera a la red de manera pública e ilegal, puesto que querían darle otro recorrido por festivales de animación. Por ese motivo, y por que me gusta respetar los derechos de autor, no lo voy a incrustar aquí en su formato vídeo.
El caso es que cuando aún no sabía este dato, lo utilicé con los dos grupos de 1º ESO para la oración de la mañana. Los chicos/as lo vieron con calma, se emocionaron, algunos/as lloraron por lo emotivo y porque les removía historias por la falta de algún familiar cercano.
E intentamos sacarle miga al asunto, en clave de fe. El vídeo nos hablaba de muchas cosas:
  • De la diferente acogida dada por los diferentes compañeros a Nicolás el niño con discapacidad (parálisis cerebral). Los compañeros se apartan, y María (la otra protagonista del corto) lo acoge con generosidad.
  • De la bondad y la creatividad de la niña para jugar con su nuevo amigo, inventando mil juegos, cuentos, bailes. María ve posibilidades de actuar donde a otros ni se les ocurre. 
  • Nos habló de ternura, de optimismo vital, de ingenuidad al esperar acontecimientos que quizás no se produzcan.
  • De los cuidados dados a los más frágiles. De la falta de fuerzas que a veces nos aprisiona. Y de la necesidad de que a veces alguien nos sujete.
  • De la presión del grupo para no acoger al diferente y dejarlo apartado a un lado.
  • De la infinita curiosidad de María por conocer cosas de Nicolás.
  • De la posibilidad de ofrecer oportunidades donde nadie las ofrece, donde el prejuicio manda callar o no actuar.
  • De agradecer nuestras capacidades. Del derecho a la vida plena de las personas con discapacidad, aún dentro de su limitación. De las personas dependientes como sujetos de amor.
  • De las limitaciones, la enfermedad o la muerte como parte del proceso de la vida. Y de la necesaria adaptación a cada una de esas circunstancias, empeñándonos en ver el problema o la limitación en vez de sacar lo positivo de cada situación.
  • De los corazones unidos de ambos niños, de su compenetración con la mirada, de mirar con la misma mirada.
  • De la cuerda, como posibilitadora, como sustento, como unión para el movimiento, como vínculo entre ambos niños, como recuerdo de lo vivido.
  • De la posibilidad de descubrir la propia vocación en las experiencias vividas.
Les contaba yo que tengo unos amigos que trabajan con personas con capacidades diferentes (es como ellos llaman a los que todos llamamos personas con discapacidad), y que han convivido en su trabajo con chicos/as con parálisis cerebral con los que han realizado acciones que les ayudan a tener una vida más plena, como por ejemplo:
  • ponerles una cámara de vídeo en un casco y salir a dar un paseo. Lo que graba esa cámara nos lleva a la mirada de esta persona.
  • ponerles un pincel en la boca o en la mano que no es capaz de hacer trazos intencionados, si no movimientos quizás espasmódicos. Y de ese arte salen unas bonitas portadas para cuadernos.
  • leerles una poesía y establecer el parpadeo como lenguaje de comunicación. Y que de ahí salga una poesía fragmentada, quizás inconexa a nuestros ojos, pero de una gran belleza... 

El amor como posibilidad de acción... La dignidad de toda persona humana...

Esos dos días las clases de matemáticas y tecnología quedaron a un lado. Teníamos otras cosas en las que pensar, otros temas con los que crecer.

Al ver este enlace, mi amiga Soraya (con quien coincidí en una Parroquia de Vallecas hace más de 10 años), me dijo, a través de Facebook, que "el amor es la posibilidad de cambiar", a lo que yo le respondí que "el amor también es poner la mirada, las acciones y los afectos en aquellas personas y situaciones a los que mirarían Dios y Jesús de Nazaret"



Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips