miércoles, 20 de abril de 2016

Contemplar unidos y crear un árbol colectivo (o mil). Una llamada a la creatividad y la ecología


Recientemente, mi buena amiga y compañera  de emociones Mercedes Ruiz, alias @londones, especialista en meterme en líos, me ha hecho una propuesta de la que estoy muy agradecido. A principios de mayo estamos invitados alumnos y abuelos de mi tutoría al estreno de la película "El Olivo", de Icíar bollaín, directora de películas tan conocidas como  "En tierra extraña", "Flores de otro mundo", "Katmandú" o "También la lluvia, entre otras que a mi me gustaron mucho".
Me ha hecho mucha ilusión que Mercedes piense en mí, ya que sabe que no he tenido un año fácil, y ha esperado pacientemente el momento para proponerlo.
Me parece una gran oportunidad para hacer una actividad diferente con mis alumnos, en presencia de la directora, de llevarlos con sus abuelos al cine, a ver buen cine (sensible, social, ecológico, con valores familiares), de generar una experiencia diferente que seguramente van a recordar el día de mañana.
Para ese día, debemos plantearnos una especie de entrevista al equipo de la película, les pediremos a los abuelos que cuenten sus historias, que se dejen entrevistar por sus nietos y los amigos de sus nietos. Lo trabajaremos en clase en los próximos días. Vuelven las noches de Cine y Educación que tanto echábamos de menos, con el título en este caso "AL CINE DE LA MANO DE TUS ABUELOS". Tenemos pocas plazas, me parece que van a salir "muchos novios", pero haremos lo que esté en nuestra mano.
La película trata (lo cuento un poco a mi manera) de la historia de una chica adolescente que ha crecido al lado de su abuelo, cuidando y viviendo comunitariamente un olivo que para ambos significaba mucho. Un día una empresa decide trasplantarlo y llevarlo a Dusseldorf y con él se va su historia, el capital natural que representa y también, ¡ay!, la ilusión del abuelo por vivir, al arrancarle uno de los soportes de su vida, una de sus raíces. La película muestra todo el esfuerzo de la nieta por recuperar todo ese contexto vital, aliándose con quien sea necesario para conseguirlo. Una heroína familiar, una aventurera. Toda una llamada a respetar lo que somos, de dónde venimos, cuáles son nuestras raíces más milenarias. Una llamada a la ecología, al valor de la familia, a poner los medios para luchar por lo que nos indigna.
El caso es que en estos días, que he estado por casa por unos problemillas de salud, ya estoy dándole vueltas a la actividad, y jugando con mi iPad casualmente vi anoche una propuesta que me pareció espectacular, a cuenta de dibujar un árbol. La asociación de ideas fue instantánea. Me habla del poder de las Apps colaborativas, y del poder de la creatividad, capaz de generar cosas tan bellas como la que os voy a mostrar ahora. ¿Casualidad o causalidad?


En una vista rápida de todos ellos, yo Veo, Pienso y Me Pregunto (una rutina de pensamiento de las que a veces  usamos en la escuela), y me ha salido esta lista al vuelo.

Veo:
  • Días soleados, nublados o nevados.
  • Noches plagadas de estrellas, de miedo, de fuegos artificiales, de susurros y besos en un banco.
  • Primavera, verano otoño, invierno.
  • Troncos convertidos en cuellos de caras humanas cuyo cabello son las ramas. Personalización de árboles y árboles personalizados.
  • Flores en el suelo, en la copa, en el cielo.
  • Corazones solitarios o a montones, corazones grandes y pequeños, corazones de múltiples colores.
  • Árboles convertidos en sauces llorones, en encinas o en cipreses. 
  • Arboles borrosos.
  • Arboles llenos de regalos como frutos, árboles navideños, cargados de monedas o incluso de planetas.
  • Un árbol que se atreve a estar plantado en un plano inclinado.
  • Árboles de dinero y abundancias, árboles de necesidad y fragilidad.
  • Árboles que lloran hojas, árboles que ofrecen estrellas.  
  • Blancanieves y dragones.
  • Árboles metidos en un tiesto.
  • Algunos dibujos algo tristes o incluso que dan un poco de miedito.
  • Un tronco cortado. Medio árbol cortado y otro medio árbol vivo. 
  • Varios troncos repetidos formando un mini-bosque.
  • Copas de árboles florales o frutales. Copas que invitan a subir a través de una escalera: a jugar a comer, a tomar los frutos.
  • Lluvia, nieve, sol, bruma, nubes meteorológicas y nubes de algodón en sus copas. Copas arcoiris y cielos arcoiris.
  • Árboles que atraparon las estrellas del cielo nocturno.
  • Hojas firmes y coloridas, del color de todas las estaciones
  • Veo en algún caso las 4 estaciones en un mismo árbol.
  • Imágenes que adquieren los colores de una bandera,
  • Árboles que te hablan y te dicen que pidas un deseo, que te preguntan si quieres un helado, o que son todo amor (LOVE).
  • Hojas cayendo por gravedad o volando por el viento.
  • Colores pálidos y colores fuertes.
  • Árboles muy rellenos o muy Zen's.
  • Personas y animales alrededor del arbol: disfrutando de la sombra, plantando sus nidos, jugando a su alrededor, recogiendo o comiendo sus frutos, formando parte del ecosistema y del paisaje.
Pienso:
  • Dibujos remezclados de otros dibujos ya remezclados. Sinergias. Ubuntus.
  • Un dibujo original de una chica/o, que invita a repintar su dibujo, a pintar una estación. No se sabe bien de quién parte la idea, y eso es algo que me gusta (me encanta), porque lo convierte en una idea colectiva sin personalismos ni seguidismos. Realizada con  una aplicación llamada Paper 53 para iPad, ni muy conocida ni especialmente viral.
  • Una propuesta de creación colectiva que a la vez propone el toque personal de cada uno. 
  • Multicultural e internacional, de gente que no se conoce y acepta la propuesta. Diversidad de visiones y estilos. ¡Cuánta riqueza! De la que han salido 421 remezclas (mezclas de mezclas de mezclas, a veces el matiz está en unos pocos trazos), 170 dibujantes. Muestra de múltiples personalidades.
  • Me ha emocionado mucho, lo celebro y me abrazo a ello. 
  • Los autores de los dibujos han "desnudado" su corazón para mostrar afectos, amores y magias.
  • Se puede tener una mirada diversa de un mismo hecho, momento u objeto,
  • Debemos aprender a respetar las miradas y las vivencias de otros,
  • Podemos tener días de brillo y días de sombras, de miedo y de incertezas, de total luminosidad
  • Podemos sentir y vivir mezclas de emociones en un mismo momento.
  • Cada uno somos parte del paisaje.
  • Todos somos responsables del cuidado de la naturaleza, o de la Creación, si nos lo planteamos en términos creyentes. Muchos árboles estaban ahí antes que nosotros, no tenemos derecho a maltratarlos, moverlos o sobreexplotarlos.  
  • Tenemos capacidad, si queremos, de donarnos y de ser regalo para otros.
Me pregunto: 
  • ¿Cómo se le ocurrió esto al que originó la propuesta? ¿Flash creativo o propuesta meditada?
  • ¿Porqué ha participado tanta gente?
  • ¿podemos vivir sintiéndonos parte de un tronco común, el de la propia humanidad?.
  • ¿Todos podemos ser creativos? Todos somos capaces de crear algo valioso, que sea a la vez único y comunitario.
  • Una propuesta vinculada a la naturaleza y la creatividad. ¿Lo pretendía quien lo propuso?
  • ¿invitados a mirar o podemos también ser protagonistas de nuestra propia vida?
  • En este caso no parece que haya ningún fin solidario o sensibilizacion social asociados a la iniciativa, pero ¿porqué no? La película sí lo pretende. Las famosas sinergias que tanto gustan a Mercedes.
  • La vida nos ofrece poder seguir firmes y apegados a nuestras raíces, hay árboles que pasan de generación en generación han visto muchas vidas pasar, cada año, un ciclo completo. ¿Valora esto nuestra sociedad?
  • ¿Somos personas que después de nacer, crecer, ser cuidados, brotar como flores... capaces de dar fruto?
  • ¿Abrazarse a un árbol para captar su vitalidad, su savia? Algunos pensarán que nos hemos vuelto majaras Parafraseando a Obélix: "Están locos estos romanos profes".
  • ¿Puede un árbol significar tanto para una persona -"Este árbol es mi vida"-, como manifiesta el abuelo de la película, como para pensar que la vida ya no merece la pena? ¿Qué cosas o personas merecen nuestro arraigo personal? ¿Qué situaciones o circunstancias vitales nos arrancan las raíces? ¿Qué actos heroicos o cotidianos, nacidos del amor por las personas o la naturaleza, pueden ayudar a revertir o restituir situaciones injustas? ¿Devolver a los abuelos todo lo que durante tantos años nos han ido regalando en forma de amor, complicidad, secretos, confianza, fortaleza?
  • ¿Qué pueden sacar en claro nuestros alumnos de todo este lío?
 Si quieres ver los diseños de uno en uno, con más calma, aquí un álbum de fotos.
Podéis ver también el tráiler de la película en este vídeo



P.D.:Está claro que soy un sortudo, la vida me trata muy bien.

Tengo pendiente buscar mi árbol mágico singular y localizarlo en el mapa comunitario con el que se hará un cartel alternativo para la revista.

Buen día.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips