lunes, 14 de febrero de 2011

Son personas con discapacidad, no discapacitados.

Llevaba tiempo queriendo escribir algo sobre como percibo a las personas con discapacidad, y por fin hoy he tenido un rato.
Cuando yo era niño se les llamaba "subnormales" (tiene bemoles). Te aseguro que tampoco son minusválidos (¿menos válidos? Qué concepto tan feo). Ni siquiera son discapacitados, por que su discapacidad puede ser a veces una limitación, pero no ocupa toda su persona. No etiquetemos.
Porque tienen alguna discapacidad, pero también muchas muchas capacidades, habilidades, destrezas, potencialidades, talentos. Llámalo cómo quieras.
Respetémosles. Ayudémosles si lo necesitan, pero dejemos que sean autónomos, no hablemos por ellos, no decidamos por ellos, respetemos su intimidad, no apabullemos.
Tengamos en cuenta que cuando hablamos de un "discapacitado", de forma impersonal, estamos hablando de una persona que, como todos nosotros/as, tiene un nombre, un apellido, una familia, unos deseos, unas vivencias, unas preocupaciones, unas aspiraciones, proyectos, incertidumbres, emociones, complejos, miedos, esperanzas... , y además una discapacidad. Tienen derecho a ser tratados con dignidad y respeto, a estar integrados totalmente en la sociedad, derecho a la salud, al trabajo... como todos los demás.
¿Los trataremos con normalidad?.
Valoremos su capacidad. Empoderemos a las personas con discapacidad. Apoyemos su autonomía personal.
Y sobre todo, abajo las ideas preconcebidas. Dejémonos asombrar. Abramos nuestras mentes.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips