jueves, 6 de octubre de 2016

[Actualización] Perdonar, pedir perdón, disculparse.


Hace unos días vi por casualidad un vídeo de la web May Feelings titulado "Perdóname".
Lo he usado estos días con los chicos de 1º de ESO en la oración de la mañana. Les decía y les confesaba personalmente, que las personas tenemos muy a menudo una gran dificultad de darnos cuenta de que hacemos daño, y muy poca capacidad para pedir perdón. En mi caso esta dificultad es bastante grande con determinadas personas. Y pienso que es una de las virtudes que deberíamos practicar más. Nos devuelve al camino de la reconciliación, de la sanación de las diferencias y heridas personales. Para nada es un intento de martirizar a los chicos con la culpa o el remordimiento, sino más bien pretendía hacerles/hacernos caer en la cuenta del daño que a veces hacemos a otros.



Pedir perdón es una actitud valiente. Sentirse perdonado, un regalo. En ambos casos, es una experiencia que nos hace crecer. Una intención del alma que nos recupera, que nos devuelve la paz.
Les pedía yo a los chicos que mirasen y escuchasen el vídeo con calma, y que después considerasen la posibilidad de pedir perdón a alguien, por escrito. Como tantas veces, cuando les pongo un vídeo o una canción que les interpela o emociona, han aplaudido al terminar.
En la mayoría de los casos han salido sus padres o sus compañeros como destinatarios de ese deseo de reconciliación. Han salido peticiones como estas:

"Perdóname por meterme contigo, por dejarte mal ayer. Perdóname" "Perdóname por no darme cuenta de que con mis palabras te estaba haciendo daño"
"Perdóname por no escucharte, por no prestarte atención, por pensar que siempre estarías ahí, soportando mis errores. Nunca te canses de perdonar, por favor!"
"Papá, perdóname por haber estropeado la última noche vieja. Te quiero. Te echo tanto de menos...".
"Mamá, perdóname por el estrés y el nerviosismo que te causo de vez en cuando".
"Perdóname por no hacerte feliz este año".
"Perdonadme por esos enfados sin motivo, esas subidas de tono, las malas contestaciones, por simular que no os escucho"
"Perdonadme compañeros mi mal carácter, y mis enfados fáciles y a destiempo".
"Papá, perdóname por desobedecerte, por enfadarme contigo, por no hacerte caso, por gritarte, por no darme cuenta de todo los esfuerzos que hacéiss por mí, por los esfuerzos para salir adelante juntos. Sé que muchas veces no devuelvo nada a cambio".
"Te pido perdón por desconfiar de ti, por haberte defraudado, por mentirte. No soy una buena amiga".
"Perdóname Dios por no saber valorar todo lo que tengo, como la suerte que tengo por tener una casa, una familia, comida, una cama".
"Perdóname mamá por pedirte continuamente cosas que no necesito, por ser egoísta con mi hermano, por no ser una ayuda en casa".
"Papá, mamá, perdonadme por cuando hago las cosas mal en el colegio y sois vosotros los que recibís la charla de mis tutores, perdonadme por todas las veces que dije que cambiaría y no cambié, por todas las veces que llego tarde y solamente busco excusas. Me cuesta mucho reconocer que me equivoco"
"Compañeros, perdonadme por todas las veces que os grito en los entrenamientos"
"Papás, perdonadme por no esforzarme lo suficiente en el colegio, por estar tanto rato en el sofá, por haberos faltado al respeto a veces"
"Perdóname por creerme más que tú"
"XXX, perdóname por haber huido de ti, por escondernos cuando no queríamos estar contigo en el patio. Perdónanos a todos"
"Perdona mamá por no haberte escuchado, por haberte mentido, solamente pensaba en mí; perdoname hermana por haberte subestimado, por chillarte, por hacerte de rabiar; perdóname por decir cosas inciertas de ti"
"Perdóname Dios, hago muchas cosas mal"
"Perdóname mamá, reconozco que a veces soy insoportable. Perdóname por gritarte, cuando tú lo que mereces todo el rato son abrazos, eres la persona más importante y no te estoy tratando como te mereces"
"Amigos de clase, perdonadme por las vece que os critico sin motivo"
"Perdóname por haber roto aquella promesa que te hice"
"Perdón por aquellas veces que no soy considerada con los demás, sobre todo con los que son diferentes o tienen dificultades. Perdón por no ser sensible"
"Pido perdón por mis malas caras, mis malas palabras, mis malos gestos"
"Pido perdón a XXX, porque fui excesivamente dura. Me arrepiento mucho"
"Perdóname, por favor, lo necesito".
"Perdóname por no estar contigo y dejarte sola. Por no jugar contigo cuando me lo pediste. Por apartarme de ti por ser diferente, aunque en el fondo seas igual que todos".
Estos chicos, de vez en cuando, me siguen poniendo a veces los pelos de punta.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips